martes, 5 de junio de 2012

Revenge final de temporada: Reckoning

Revenge comenzó como una serie de fórmula bien definida donde podría funcionar unas semanas y otras no. Tendría los aspectos que se resolverían semanalmente y los de una trama que funcionaría a largo plazo. Esto se perdió muy pronto en el programa y se volvió una serie novelesca tipo Desperate Housewives que aprendió a seguir su propia visión sin dejar de tomar en cuenta a lo que quiere ver la audiencia. Cuando hablo de telenovela no lo hago en sentido peyorativo, al contrario, el drama que envuelve a Revenge es jugoso y cada revelación lleva a otra aun más grande, pero esto la hace más interesante conforme avanzan los episodios culminando en el final de temporada. Siempre que a una serie se le garantiza una nueva temporada es costumbre terminar con un suspenso grande ya sea alguna muerte, revelación o regreso de algún personaje problemático; aquí no utilizan uno, sino todos mecanismos posibles para darle un giro al final, cosa que no termina de convencerme por querer abarcar tanto problema hacia el inicio del próximo año; pero es dejar la mesa servida para la infinidad de historias que contará el programa; y puedo asegurarles que Revenge estará al aire un buen rato.
Debo resaltar el trabajo del creador Mike Kelley y su grupo de escritores, pues la construcción de cada hilo narrativo que se presentó a lo largo de la temporada ha debido traerles varios dolores de cabeza; me refiero a seguir contando historias interesantes a partir del episodio quince -que se reveló la tragedia planteada desde el estreno- hasta el numero veintidós (este final de temporada) sin repetir hechos ya vistos. 
Curiosamente el último tercio de la temporada, al no estar atada a llegar a cierto punto de la historia, resultó mejor que los episodios iniciales pues la libertad que se tenía con cada guión le dio mayor creatividad semana a semana y un tono más oscuro a la serie en general (excepto el desastroso episodio ocurrido solamente en el 2003). 
Este señor Kelley  ha hecho decisiones muy acertadas en cuanto a la continuidad de la serie sobretodo al explicar que, eventualmente, el comienzo de las temporadas iniciará igual que la primera: con un gran evento los primeros minutos para luego retroceder en el tiempo y mostrarnos los acontecimientos que llevarán a ese punto. Este aspecto me agrada, sobretodo porque las nuevas formas de contar historias siempre aportan una frescura al programa que estemos viendo; eso, o se vuelve confuso para el espectador y deja de sintonizar (Lost es el claro ejemplo de eso). 
Espero que hayan disfrutado de la serie (con la cual inauguramos el blog) que finalmente es bastante convencional -sobretodo en el aspecto de amoríos-, lo que la hace agradable para la audiencia poco demandante que busca entretenerse por un rato, pero a su vez está bien construida con toques de innovación, invitando a los críticos que siempre buscamos ese algo que sobresalga de lo demás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Discusiones Interesantes